La fiesta de Įguilas no deja indiferente a nadie

La fiesta de Águilas no deja indiferente a nadie

El sábado asistieron al espectáculo 80.000 personas y ayer fueron 20.000 La diversión dejará de nuevo el listón alto esta noche

Águilas vivió anoche uno de sus grandiosos actos dentro del programa carnavalero. El Ballet Oficial de la Federación de Peñas levantó de sus asientos a los espectadores y la Musa estuvo a la altura de las expectativas. A Don Carnal le fue concedido un deseo en forma de belleza y elegancia.

Todo un espectáculo de imaginación entremezclado con elegancia, fantasía y sobre todo música y coreografías, así son los desfiles de los Carnavales de Águilas.

Ayer, en el primer gran desfile, las peñas carnavaleras demostraron por qué han declarado esta fiesta de Interés Turístico Internacional. El recorrido fue un derroche de esfuerzo para que a ninguna de las 20.000 personas que lo presenciaron le fuera indiferente.
El primero en aparecer por Juan Carlos I fue el grupo de batukada sambileña TID de Águilas. Venían calentando un poco el ambiente para la llegada del Ballet Oficial de la Federación de Peñas del Carnaval, que arrancó los primeros aplausos y levantó de sus asientos a los espectadores. Entre ellos, los consejeros del Gobierno regional Catalina Lorenzo y Pedro Antonio Sánchez; los alcaldes Francisco Jódar, de Lorca, y Jesús Caicedo, de Cuevas de Almanzora, además de la directora general de Pesca, Carmen Morales. También estuvo presente el candidato a la presidencia de la Comunidad por el PSOE, Rafael González Tovar.

El Tangay, con 80 participantes, entre ellos, Don Carnal Infantil y la Musa adulta, elevó el desfile a su máxima expresión, transportando a la antigua Grecia y su Partenón en la carroza principal. Los infantiles de Serpentina, Nuevo Ritmo, Azabache y Sinergia ofrecieron una coreografía.

Con la multitudinarias Matalentiscos Boy's y La Chaveta comenzó el protagonismo de las peñas humorísticas. La Rata Loca se fue de cacería con el Rey Juan Carlos I, mientras que la Clanka trajo hasta nuestros días la Cueva de Ali Baba y sus cuarenta ladrones, con casos de corrupción de la actualidad. El Pizarrón escarchó un barco pirata de dibujos animados y a pesar de la edad, el más joven ronda los 70 años, las peñas Divina y 2004, dieron una lección a ritmo de mambo.

Don Carnal, Domingo Carrasco, con tres carrozas, sin faltar a la filosofía de su peña, Los Amantes del Chichi, sacó al desfile a diez grandes genios y puso un toque de elegancia al concederle éstos el deseo de tener en su corte a las mujeres más guapas de Águilas. Ipanema, Toscana, Sinergia, Azabache o Serpentina dejaron para el final del desfile la espectacularidad del Carnaval.
Esta noche el ingenio de los carnavaleros volverá a salir a la calle en la velada más larga del año.
Gran dispositivo de seguridad

Las calles de Águilas se transformaron ayer en un gran teatro al que asistieron unas 20.000 personas, según fuentes municipales. De ellas, 6.400 estaban sentadas en las localidades de los palcos. Según informaron las mismas fuentes, el sábado presenciaron el Carnaval 80.000 personas y no se han registrado incidentes graves. Un millar de personas velan por la seguridad de todos dentro del Plan Específico de Emergencias. Como cada año, la concejalía de Limpieza y la empresa concesionaria de este servicio, han coordinado la puesta en marcha de un dispositivo especial de Carnaval, y al amanecer no queda ninguna señal en la calles de la fiesta del día anterior.

Fuente: JAIME ZARAGOZA Laopiniondemurcia.es

Foto: Carlos Aledo Photography