Arranca la fiesta más grande de Águilas

Don Carnal se enfundó en la piel de Luis XIV, Doña Cuaresma centró su montaje en Juana 'la Loca', la Musa optó por fantasías en tonos rojos y la Mussona se convirtió en una emperatriz. Dos mil espectadores abarrotan el polideportivo en la gala del Cambio de Poderes, que dió el pistoletazo de salida a los actos del Carnaval.

La fiesta, la fantasía y las plumas ya reinan en las calles de Águilas. Más de 2.000 personas abarrotaron anoche el pabellón municipal para presenciar la tradicional gala del Cambio de Poderes, que dio el pistoletazo de salida a los actos del Carnaval, declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. Los asistentes pudieron disfrutar de un espectáculo colorido y único que superó con creces a los de años anteriores.

La velada comenzó a las nueve en punto, cuando el Ballet Oficial de la Federación de Peñas hizo su aparición estelar en el escenario del recinto para sorprender al público con unas trabajadas y espectaculares coreografías, que no dejaron indiferente a nadie. Todo ello bajo la dirección de Antonio Molina, que el año pasado anunció su retirada pero aún continúa al frente de este cuerpo de baile.

Los presentadores de la velada fueron Ginés Parra, Iris Peña, Eva Ortega y Juan Pedro Moreno, quienes en años anteriores ejercieron de personajes de esta gran fiesta. Tras saludar al público, le llegó el turno al presidente de la Federación de Peñas, José Alonso, que pronunció un discurso emotivo. «La Federación entra en una nueva etapa que se prolongará durante los próximos cuatro años. Contamos con un equipo de personas que sigue con la misma ilusión y ganas que el primer día. Y el objetivo es conseguir que nuestra fiesta siga siendo la mejor de España y una de las mejores del mundo», aseguró.

«Entramos en una nueva etapa y tenemos la misma ilusión que el primer día», proclama José Alonso

«Nuestras peñas son el alma del Carnaval y cada año nos sorprenden con su creatividad y talento, y quiero dar las gracias a todas esas personas. Gracias, de corazón», pronunció Alonso. «Y como escribió Gabriel García Márquez: 'No es verdad que las personas dejen de perseguir sus sueños porque se hacen viejas, sino que se hacen viejas porque dejan de perseguir sus sueños'», recordó el presidente de las peñas, y el público aplaudió con fuerza.

Llegó el turno de la alcaldesa, Mari Carmen Moreno, que aprovechó para pronunciar unas palabras de agradecimiento a las peñas. «Hoy arranca el Carnaval; unos días repletos de color, alegría, ilusión y pasión», dijo Moreno. «Tenemos una magnífica fiesta y debemos trabajar todos juntos, con nuestros matices y diferencias, para hacer un carnaval más grande. ¡Viva el Carnaval! ¡Viva Águilas!», concluyó.

Entrega de distinciones

Anoche también se entregaron las Máscaras de Oro, que recogieron José Ruiz Melenchón 'Melen', Antonio Quiñonero Pérez 'Guripi' y la base aguileña del Consorcio de Extinción de Incendios. Además, la firma World Real Games fue distinguida con la Caracola de Oro. Tras recoger los premios, el público esperaba expectante la actuación de los personajes infantiles (entrantes y salientes).

Tras caldear el ambiente, Teresa Méndez, de Mickey Mouse, cedió el testigo de Mussona infantil a Javier Parra, de la peña El Tangay. Violeta Carrasco, de Zambra, otorgó sus poderes de Doña Cuaresma a Paula Carracedo. Jesús Pelegrín, de Serpentina, hizo lo propio con Juan Miguel Silvente, de Diversity Dance, quien se convirtió en Don Carnal 2019. Y Yoana Gómez, de Diversity Dance, dio el testigo de Musa a Mía Julieta Colque, de la misma peña. El Ballet de la Federación de Peñas se encargó de cerrar esta primera parte de la noche, para dar paso a los personajes adultos.

Sobre el escenario

La Mussona 2019, Cristina Moreno, de World Fantasy, basó su espectáculo en el teatro chino, contando con sombras, tras un panel, la historia de una emperatriz que quería matar a esposo. Moreno, hija de un apicultor en la narrativa, salvó al emperador de una muerte por picaduras de abejas. Por ello, fue encerrada en una torre, pero finalmente las mismas abejas acabaron con la vida de la emperatriz, convirtiéndose Moreno en la esposa de este. Después, salió al escenario con su séquito de guerreros. Ella, vestida de blanco y tonos dorados con una cola larga y caracolas, además de un tocado que simulaba una espina dorsal de hueso, mostró al público sus grandes dotes como Mussona.

Mariola López, de Nuevo Ritmo y Doña Cuaresma 2019, encarnó a Juana 'la Loca' con un vestido de época azul muy oscuro, con enaguas y un velo azul celeste. Durante su representación, su esposo, Felipe 'el Hermoso', murió. Fue entonces cuando se proyectó esa historia de amor y de traición. «Es un homenaje a las víctimas de la violencia de género», explicó la recién estrenada Cuaresma.

Por su parte, Don Carnal 2019, Ángel Juárez, de la peña Azabache, representó a Luis XIV con fantasía, luces coloridas y maquillaje corporal blanco. Fue una actuación de composición barroca, como si él y sus bailarines fueran estatuas. De hecho, Juárez, que es profesional de danza clásica, dejó atónitos a los asistentes con sus movimientos sobre el escenario. Y se cambió en las mismas tablas para encarnar al dios de la Danza.

Por último, la Musa 2019, Cristina Román, de Terpsícore, cerró una noche inolvidable con una actuación oscura en el inicio pero muy viva a mitad del 'show'. Román lució un abrigo superlativo, tocado y cinturón, todo en tonos rojos y dorados. Acabó con un mono de transparencia y un tocado lleno de plumas rojas. Todo ello, acompañada en todo momento por 22 carnavaleras de su peña y un bailarín.


Fuente de la información: La verdad.