Es el punto y final a la tregua que Doña Cuaresma brinda a Don Carnal.

Al finalizar el desfile del sábado de piñata, en la playa de poniente y tras una batalla dialéctica, Doña Cuaresma cumple con la promesa que le hizo a Don Carnal 7 días antes, donde le daba una semana de fiesta. Don Carnal es quemado en la hoguera acompañado de un gran castillo de fuegos artificiales, declarando así el fin oficioso del carnaval y el comienzo de los días de culto y recogimiento. Anunciando el inicio de la Cuaresma.

Se trata sin duda de un momento triste para todos los carnavaleros, pero también de alegría, pues ya empieza la cuenta atrás para el próximo carnaval.


Quema de Don Carnal 2019

Doña Cuaresma:

¡Ay gente carnavalera!

¿Qué habrá de ser del mundo cada vez más moribundo si seguís de esta manera?

 

Si esto no se regenera del futuro no respondo,

está el aire hediondo, el cielo sucio y gris.

Y el mar del que presumís tiene de plástico el fondo.

 

Si no sabéis ser mejores y seguís en este plan.

¿Qué mundo heredaran vuestros pobres sucesores?

 

A pasos amenazadores camináis al cataclismo,

va creciendo el egoísmo, la ignorancia, la avaricia, la barbarie, la codicia, la ambición y el fanatismo.

 

Don Carnal:

Hay que tener confianza en el tiempo por venir.

Y con buen humor vivir porque el mundo así avanza.

 

Viva el baile y la chanza, la gracia y el colorido.

Y el carnaval divertido que aunque vengas a amargar,

nunca nos podrás quitar lo que hayamos reído.

 

El progreso de la ciencia resolverá los problemas,

con las ayudas supremas de la humana inteligencia.

 

Fuera ayuno y abstinencia y venga cuerva a raudales.

Que en vez de ser tan formales, los aguileños desean que cada año aquí sean mejores los carnavales.

 

Doña Cuaresma:

Pues contigo corruptor cumpliré con mi deber.

Apela a ese buen humor que pronto te has de ver entre el fuego abrasador.

 

Don Carnal:

Mi pueblo carnavalero, quiero que viváis contentos.

Que yo mi ser recupero, y habrá mayores eventos en el año venidero.

 

Doña Cuaresma:

Ya el veredicto ha dictado este alto tribunal.

El fuego esta preparado, ¡sea el fatuo Don Carnal a las llamas arrojado!


Tras la quema de Don Carnal, se realiza la entrega de premios en la Plaza de España.