El pasado 20 de febrero tuvo lugar la XXII suelta de la Mussona.

En las mazmorras del Castillo de San Juan de las Águilas se encuentra encerrada la Mussona, y una vez al año es liberada realizándose el ritual de paso, en el cual el Músico-Domador, (personaje interpretado por la Mussona del año anterior), transfiere a la Mussona entrante su poder junto al medallón que portará durante un año. Y el oficiante, (personaje interpretado por la Mussona de dos años atrás), transfiere el pandero que convierte a la Mussona anterior en Músico-Domador. Todo esto bajo la atenta mirada de las Mussonas de años anteriores, las cuales se unen transfieren también su poder al medallón.

Una vez finalizado el ritual, se le da suelta a la fiera y es conducida hasta la Plaza de España seguida de su corte y acompañada de cientos de personas que braman sus caracolas. La Mussona es guiada durante su bajada por el Músico-Domador, el cual intentará amansar y domar a la fiera con el sonido de su pandero, único sonido que es capaz de calmarla, y el único al que la Mussona sigue. El público asistente llama la atención y enfada a la bestia cantando: "¡¡Mussona-na!! ¡¡Mussona-na!!".

La Mussona se revuelve, realiza aspavientos y gestos de furia, gruñe, salta, trepa, entra por las ventanas de locales y viviendas; nunca se sabe por donde podrá entrar o salir, pues la Mussona es una fiera desatada, y como tal, es impredecible. Así que, "recoged a los críos que viene la Mussona".

Una vez llegada a la Plaza de España alrededor de las 00:00 horas, la Mussona es por fin domada por el Músico-Domador y es realizada su invocación, en la cual los Carnales, Musas, Cuaresmas y Mussonas de años anteriores renuevan su compromiso con el carnaval más antiguo y dándose así, la bienvenida al Carnaval de Águilas acompañada de una gran traca.


Abajo puedes ver la retransmisión completa de la suelta de la mussona 2020.